¿Me conviene declararme en bancarrota?

Por Octavio Velarde, agosto 24, 2020

Declararse en bancarrota es una decisión personal y depende de las circunstancias particulares de cada quien.

Pero lo más importante a la hora de decidir si presentar o no la bancarrota, es no perder de vista el objetivo: un nuevo comienzo.

Una declaración de bancarrota es una herramienta que le ofrece grandes posibilidades a alguien que busca la descarga (o cancelación) de sus malas deudas para empezar un nuevo capítulo de su vida financiera. El motivo de este nuevo comienzo es permitirte que tomes las riendas de tus finanzas, esperando que en esta ocasión sea con un mejor entendimiento y una mayor capacidad de gestionar tu economía personal.

Son diversos los motivos por los cuales alguien puede llegar a buscar un nuevo comienzo. A veces las personas quieren pasar página después de un suceso inesperado: el desempleo, una enfermedad, un divorcio, o hasta el fallecimiento de un pariente, todos estos fuera de nuestras manos y con un impacto importante en nuestra economía personal. La pandemia del Coronavirus es el ejemplo perfecto de un incidente fuera de nuestras manos que ha afectado de manera drástica e imprevista la vida económica de muchas personas.

Otro motivo por el cual alguien puede llegar a buscar un nuevo comienzo es para salir del círculo vicioso de las malas deudas. Las malas deudas a menudo generan un bajo historial crediticio lo que produce más malas deudas que a su vez empeora cada vez más el historial crediticio. Una declaración de bancarrota ayuda a parar el ciclo. Las malas deudas podrían ser, por ejemplo, los préstamos con altas tasas de interés donde sea cual sea el importa que se paga, el saldo nunca parece reducirse. O un préstamo al consumo que se amortiza en un plazo superior a la vida del producto financiado. O simplemente el haber calculado mal la cantidad de dinero que cabe en tus posibilidades pagar contra una deuda.

woman smiling while working behind coffee shop counter

Ya sea que hayas sufrido una pérdida inesperada o te encuentras atrapado en el callejón sin salida de una deuda mala, la descarga de la deuda por una declaración de bancarrota te ofrece una segunda oportunidad por medio de la cancelación de tus deudas. Pero, una descarga de una deuda por una declaración de bancarrota sólo cancela las deudas presentes en el momento de dicha acción. Cualquier deuda asumida posterior a la declaración de bancarrota no queda cancelada.

Lo ideal es que después de una declaración de bancarrota, no solo tengas menos responsabilidades económicas, sino que también cuentes con mayor estabilidad económica para no verte forzado a recurrir inmediatamente a un préstamo que después no podrá ser cancelado. Digamos que, si perdiste tu empleo y caíste en deudas, posiblemente tengas la tentación de presentar una declaración de bancarrota casi seguidamente. Pero si finalmente la presentas, es posible que te veas obligado a empezar a usar tarjetas de crédito para pagar tus gastos mientras que estás desempleado. Posiblemente no alcances a pagar todas tus facturas a tiempo mientras que te encuentres desempleado. Recuerda que el propósito de una bancarrota no es sustituir las deudas antiguas con deudas nuevas. El propósito es dejar atrás una situación económicamente difícil para salir delante de una mejor manera, fortalecido. Así que posiblemente tengas que esperar a conseguir un nuevo trabajo antes de presentar una declaración de bancarrota. De esta manera podrás cancelar tus deudas una vez que cuentes con ingresos, lo que te permitirá dejar atrás la situación de desempleo que genera un gran estrés económico, y te podrás beneficiar de un nuevo inicio.

Si te interesa comentar tu situación con un abogado para ver qué tanto te conviene o no presentar una declaración de bancarrota en este momento u otro, solicita una consulta gratuita contactando con nuestro despacho en el (619) 330-6870.

La información contenida en esta publicación electrónica se ofrece únicamente a título informativo y no debe ser interpretada como reflejo de la legislación actual de alguna jurisdicción. No se deberá considerar como asesoramiento jurídico ni sustituto de asistencia letrada respecto de algún tema alguna parte del contenido de esta publicación. Ninguna persona que lea el contenido de este sitio deberá actuar o dejar de hacerlo en respuesta a alguna parte del contenido de este sitio sin procurar el asesoramiento jurídico o profesional respecto de los hechos y circunstancias particulares proporcionado por un abogado matriculado en el estado, país o jurisdicción correspondientes.

OV Logo Mark

Te mereces hacer borrón y cuenta nueva.
Juntos podemos.